HEMOS DESARROLLADO UN PLAN DE CONTROL ANALÍTICO CONTINUO con el fin de determinar qué necesita la planta en cada momento. Mediante la realización de distintos tipos de análisis durante todo el ciclo de cultivo, vamos controlando las necesidades de la planta, con el fin de ajustar el riego y la fertilización a sus necesidades.

Para que este control analítico sea más eficaz, llevamos a cabo tres tipos de análisis (soluciones nutritivas recogidas en gotero, estrato saturado a diferentes profundidades y análisis foliares), con el fin de controlar o tener total información en cada uno de las variables que van a afectar a la fertilización del cultivo.

¿Qué incluye el Plan de Control Analítico (PCA)?

  • Análisis periódicos:
    • Del estrato saturado a diferentes profundidades
    • Foliares
    • De la solución nutritiva a la salida del gotero
  • Análisis de los resultados y recomendaciones personalizadas hechas por un especialista
  • Asesoramiento continuo a lo largo del año por parte de nuestros técnicos agrícolas
  • Diseño de un fertilizante a medida en función de la demanda nutricional del cultivo
  • Presupuesto personalizado sin compromiso

¿Qué conseguirás con este plan?

  • Desarrollar un plan de abonado:
    • Más eficaz
    • Más eficiente
    • Más económico
  • Aumentar la productividad del cultivo
  • Hacer el cultivo más rentable
  • Optimizar el uso de fertilización, ahorrando hasta un 45% en fertilizante
  • Reducir la contaminación
  • Aportar la dosis de nutrientes exacta en base a sus necesidades

¿Qué analizamos?

  • Análisis del estrato saturado a diferentes profundidades
  • Análisis foliares
  • Análisis de solución nutritiva a la salida del gotero

En función del tipo de cultivo y su estado, se desarrollará un plan de asesoramiento personalizado, determinando los tipos y números de análisis a desarrollar, así como su periodicidad. Después de contrastar diferentes métodos de análisis, desde Seragro Integral hemos optado por usar los procedimientos más fiables que nos aseguren un reporte de datos veraces. Además, con este control estamos realizando una práctica agrícola sostenible, ya que no hay excedentes que puedan contaminar acuíferos y o modifiquen y estropeen la estructura del suelo.

¿Es necesario analizar las tres variables (sustrato, foliar y agua de riego)?

“La información es poder”. Cuanta más información tengamos sobre nuestro cultivo, mejores decisiones podremos tomar.

En numerosas ocasiones las carencias nutricionales no se perciben al momento, o incluso no se observan a simple vista. Gracias a un análisis periódico de las variables que afectan a la fertilización del cultivo (foliar, sustrato y agua de riego), podremos evaluar continuamente las prácticas que se llevan a cabo y proponer medidas correctivas si fueran necesario.