Los fertilizantes son aquellas sustancias que aportan los nutrientes que la planta necesita

Se pueden aplicar vía radicular y foliar y se pueden encontrar en el mercado en forma líquida y sólida. Antiguamente el abono sólido era, sin duda, el más utilizado, pero hoy en día en la agricultura intensiva ha pasado a un segundo plano, utilizándose mayormente en cultivos tradicionales. La planta absorbe los nutrientes disueltos en agua, por lo tanto el uso de los fertilizantes en este estado tiene mayores ventajas tanto en eficiencia como de manejo para el agricultor.

Permite un aporte de nutrientes más equilibrado a la planta y resulta mucho más cómodo al agricultor, ya que le evita largas tareas de disoluciones, almacenamiento, desplazamiento y peligrosidad.